Publicado el 27 mayo de 2016 a las 10:58 am, por

Si no soy celíaco, ¿Porqué me sienta mal el gluten?
Hoy en día cada vez podemos encontrarnos con más gente que presenta algún tipo de problema con el gluten, esa famosa proteína que se encuentra en algunos cereales.


Y muchos seguramente afirmemos “¡Anda, que eres Celíaco!” y nos responderán con un “No, soy intolerante”. Y ahora bien, ¿qué quiere decir esto?. En el Día Nacional del Celíaco, queremos ahondar más en este tema, para dar un poco de voz a esas personas que presentan una mala asimilación del gluten.

En la celiaquía no es que existan grados de la enfermedad como se decía antes, si no que nos podemos encontrar con distintos tipos. La enfermedad se configura como un iceberg, donde la punta del mismo es lo que hemos conocido como celíacos, son aquellos que presentan daños en las vellosidades intestinales por lo que pueden ser diagnosticados a través de una colonoscopia y una biopsia de la misma.

Día Nacional del Celíaco


TIPOS DE CELIAQUÍA:

CELIAQUÍA SINTOMÁTICA O CLÁSICA: Es la más frecuente diagnosticada ya que cumple con todos los requisitos para ser celíacos. Suele ser diagnosticada en la infancia.

• Daños en las vellosidades intestinales
• Síntomas clásicos de la celiaquía: cambios del tránsito intestinal, hinchazón abdominal, gases, malestar, dolor, vómitos….
• Pruebas inmunológicas positivas
• Genética positiva

CELIAQUÍA ASINTOMÁTICA O SILENTE: En este caso, el paciente no presenta síntomas intestinales como tal, pero sí el resto de requisitos.

• Daños en las vellosidades intestinales
• Pruebas inmunológicas positivas
• Genética positiva

CELIAQUÍA POTENCIAL: Bajamos un poco en el iceberg, encontrándonos debajo del agua. Se trata de aquella en la que no encontramos daños en la mucosa intestinal. Pero sí que tenemos:

• Pruebas inmunológicas positivas
• Genética positiva

CELIAQUÍA LATENTE: Es más difícil de diagnosticar, puesto que los pacientes no presentan síntomas y se les disparan en un momento dado.
• Genética positiva

CELIAQUÍA REFRACTARIA: Este tipo va a afectar entre un 5% y un 30% de los celíacos. Se trata de aquellos que aun quitándose el gluten siguen presentando los síntomas de la celiaquía. Estos pacientes suelen ser más propensos a presentar enfermedades inmunológicas e infecciosas. Recomendamos que este tipo de paciente acuda a su médico para una mejor evaluación.

Ya conocemos los distintos tipos de enfermedad celíaca, y como vemos todas tienen una cosa en común y es que vas a presentar una genética positiva. Realizándote esta prueba se pueden descartar en un 99% de los casos si vas a desarrollar una celiaquía o no.

En Cres Genomic, te damos la oportunidad de conocer si vas a desarrollar intolerancia al gluten con nuestro informe GENETICRES SENSIBILIDAD AL GLUTEN y si quieres saber más sobre todos los temas de nutrición a través de la genética te recomendamos GENETICRES NUTRICIONAL.