Publicado el 24 febrero de 2015 a las 11:29 am, por

La alimentación de la madre durante la gestación queda registrada en los genes y cromosomas del bebé, lo que puede determinar una predisposición a desarrollar obesidad en un futuro. Así lo aseguran investigadores del Laboratorio de Biología Molecular, Nutrición y Biotecnología (LBNB) de la Universidad de las Islas Baleares, que han identificado un biomarcador nutrigenómico para predecir la obesidad en el marco del proyecto europeo BIOCLAIMS.

Además, apuntan a que la prevención de la obesidad y sus complicaciones requiere tener biomarcadores que revelen la predisposición a sufrir estas alteraciones antes de que se manifiesten. El estudio de los mecanismos que regulan los sistemas de saciedad realizado por este equipo científico es un avance muy importante en la lucha contra el sobrepeso y la obesidad.

Aunque aún falta por comprobarlo en humanos, los investigadores han podido probar en estudios previos experimentales con animales como una reducción del 20% en la ingesta calórica de la madre durante la primera mitad del embarazo era suficiente para trasladar al bebé una predisposición a desarrollar sobrepeso y obesidad en la edad avanzada. De hecho, la sensación de hambre y la saciedad, claves en las personas con sobrepeso u obesidad, se ven afectadas por la predisposición genética.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, la obesidad se ha doblado en el mundo desde 1980. De hecho, en 2008 el 35% de las personas adultas de más de 20 años tenían sobrepeso, y el 11% eran obesas. Los test nutrigenómicos, como los realizados en CRES, ya evalúan las alteraciones genéticas individuales de las personas en los mecanismos de la saciedad, y valoran la probabilidad de sufrir alteraciones en estos mecanismos de origen genético. Esto permite indicar dietas personalizadas que, según la carga genética del paciente, se adaptarán a los nutrientes que necesitan, los que mejor les sientan y los que les mantienen con un peso adecuado. Además, permiten conocer cómo interactúan los diferentes nutrientes con el organismo y así elaborar tratamientos contra el sobrepeso o la obesidad altamente eficaces en su respuesta, absolutamente personalizados, con elevado valor científico, y rigurosamente saludables.

gestacion