Publicado el 27 marzo de 2015 a las 12:00 pm, por

Los estudios biogenéticos  aportan información que puede servir para diagnosticar distintas patologías, saber la probabilidad a desarrollarlas o identificar los tratamientos más adecuados. Así, se consiguen personalizar los tratamientos tanto nutricionales como farmacológicos.

Los estudios biogenéticos permiten la lectura de ciertos polimorfismos, que son las secuencias concretas dentro de un mismo gen, y ver las diferencias que tienen con el código genético normal. Con esta información se puede interpretar el código genético y ver la predisposición a desarrollar una alteración concreta.

Gracias a la nutrigenómica, la ciencia que estudia como la nutrición afecta a los genes, se puede ver como interaccionan los nutrientes sobre los genes y cómo se metabolizan. De esta manera se pueden conocer los motivos por los que determinadas personas tienen sobrepeso e interpretar las rutas metabólicas que están siguiendo determinados alimentos. El resultado, será la indicación de un tratamiento de pérdida de peso homogénea y específica para cada caso concreto, lo que hará más difícil recuperarlo.