Desde el conocimiento del genoma humano en el año 2005, la genómica ha experimentado un continuo desarrollo en el conocimiento de los genes, y de su expresión precisa en la codificación de múltiples proteínas que intervienen en todos y cada uno de los procesos fisiológicos del organismo humano.

En la medida en que los científicos somos capaces de conocer pequeñas alteraciones en las bases nitrogenadas que conforman el ADN y las relacionamos con la modificación concreta que sufre el individuo, avanzamos de forma importante en la interpretación de la probabilidad de los individuos en padecer estas anomalías en su salud de forma significativa.

Estos cambios en la secuencia de bases, se conocen como polimorfismos, y del conocimiento de estos polimorfismos en las personas, podemos predecir la respuesta individual a determinadas enfermedades o alteraciones fisiológicas.

Pero el hecho de tener pequeñas alteraciones polimórficas en nuestros genes,  no quiere decir que necesariamente se desarrolle una enfermedad concreta, en muchos casos los genes se pueden mantener silenciosos y no expresarse, por lo que en estos casos la persona en concreto no sentiría pérdida de su equilibrio saludable.

El que un gen se exprese o no depende principalmente de los hábitos de vida, estrés, sueño y sobre todo la alimentación que tenemos cada uno.

Pues bien, este concepto es la base de la NUTRIGENÉTICA, la capacidad que determinados alimentos tienen para interferir en la activación de determinados genes, o dicho de otra forma, cómo los alimentos modifican la expresión de genes específicos, manteniéndolos silenciosos o provocando su activación inmediata.

Por esto hoy, es tan importante el conocimiento individual de la carga genética de cada persona. Un análisis nutrigenético correcto permitirá personalizar tanto una nutrición adecuada como desarrollar una medicina personalizada que nos lleve a un mejor estado de salud.

Nuestro conocimiento del grado tecnológico que se aplica a GENETICRES NUTRICIONAL, nos permite avalar el rigor científico de sus estudios genéticos y biomédicos y su excelencia en el tratamiento de la información disponible en este área.

La interpretación médica realizada por profesionales especialistas en endocrinología y su presentación personalizada, constituyen uno de los avances más relevantes en el diagnóstico predictivo y la medicina personalizada que la joven empresa Cres Genomic, ha puesto al servicio de la sociedad.

Dra. Ana Requejo
Catedrático de Nutrición

Dr. Baltasar Ruiz Roso
Profesor Titular del Departamento Nutrición UCM