Los estudios biogenéticos individualizados permiten detectar alteraciones genéticas, biomédicas, conductuales y proponer tratamientos que ayudan al paciente a recuperar el estado saludable. Existen multitud de alteraciones fisiológicas que mucha gente padece, que sin llegar a ser una enfermedad, limitan la calidad de vida, reducen la comodidad y, si no se tratan adecuadamente, degeneran en procesos patológicos y en enfermedades. Entre las alteraciones que se pueden identificar mediante el estudio biogenético se encuentran:

Alteraciones nutricionales

  • Sobrepeso
  • Obesidad
  • Malnutrición

Alteraciones digestivas

  • Mal funcionamiento de la membrana intestinal
  • Malas digestiones
  • Gases
  • Intolerancias alimentarias; intolerancia al gluten, intolerancia a la lactosa.
  • Malestar gástrico
  • Dolores inespecíficos
  • Reequilibrio homeostático
  • Helicobacter Pylori

Alteraciones Dermatológicas

  • Dermatitis
  • Psoriasis
  • Alopecias

Alteraciones sistema inmune

  • Alergias
  • Bajada de defensas
  • Colitis ulcerosa
  • Enfermedad de Crohn

Alteraciones esfera afectiva

  • Estrés
  • Sueño
  • Ansiedad
  • Depresión

Alteraciones Músculo-Esqueléticas

  • Artritis
  • Artrosis
  • Calambres musculares
  • Deterioro articular