El ADN de cada persona es único, aporta la información de cómo se construyen todas las proteínas de todos los sistemas fisiológicos, las enzimas que intervienen en todo el metabolismo, que condicionan el funcionamiento normal de nuestro cuerpo, información muy valiosa para su salud. Para su estudio se aplica la genómica, ciencia que se ocupa del conocimiento de la información codificada en el ADN de cada persona (carga genética), información individual y estrictamente personal, tan personal que hoy en día se utiliza para identificar personas en actos criminales o en definición de paternidad, aceptada como prueba legal por el sistema legal a nivel mundial.

La información aportada por la genética puede servir en el ámbito sanitario para diagnosticar distintas patologías, para saber la probabilidad de una persona a desarrollar una enfermedad, lo que permite identificar los tratamientos más adecuados a las necesidades de cada paciente. De esta forma se convierte en la ciencia que permite personalizar los tratamientos tanto nutricionales como farmacológicos. Es el origen de la medicina personalizada.

La medicina personalizada permitirá reducir los costes sanitarios porque se sabrán las debilidades fisiológicas y así anticiparse al desarrollo de determinadas enfermedades, con planes nutricionales personalizados, lo que permitirá vivir más tiempo y sobre todo mejorará la calidad de vida.

Año 2014, un paciente entra en la sala de una clínica de recuperación del estado saludable, se le toma una muestra de células, se obtiene su perfil genético y metabólico, se compara con los estándares y se le realiza un plan nutricional personalizado para las próximas semanas, se le definen los mejores hábitos nutricionales acordes a su perfil genético. De esta forma la enfermedad se habrá convertido en un borroso recuerdo del pasado, ya que esta dieta personalizada le aportara todos los nutrientes, vitaminas y oligoelementos que el sistema metabólico del paciente necesita. Ni más ni menos.

15 de Mayo de 2003. The Guardian. Bruce Grierson.