Células Madre

Las Células Madre, son una serie de células presentes en el organismo con capacidad total o parcial de diferenciación a otros tipos específicos de tejidos celulares y con la propiedad de auto-renovarse durante periodos largos de tiempo. En la actualidad, la implantación de Fracción Estromal Vascular (SVF) rico en células madre mesenquimales adultas extraídas del tejido adiposo del paciente para luego reimplantarlo en la zona a tratar, es un recurso médico accesible para todo tipo de pacientes con problemas de dolor articular, pérdida de masa capilar y para el rejuvenecimiento y remodelación facial.

El investigador Massimo Faustini, Ph. D dice en su libro que “El SVF representa una fuente rica de células mesenquimales, potencialmente capaces de diferenciarse en adipocitos, condrocitos, osteoblastos, miocitos, cardiomiocitos, hepatocitos y células neuronales, epiteliales y endoteliales. Estas células son candidatos ideales para el uso en medicina regenerativa”.

El SVF rico en células madre palia la necesidad de recuperar tejidos en procesos degenerativos avanzados; es capaz de mantener nuestro organismo sano, joven y funcional. Una célula madre aislada de un tejido, si se implanta en otro tejido actúa como célula obrera, mejora el tejido donde es implantada, produciendo así un rejuvenecimiento y la reparación de manera inmediata del tejido tratado.

Por este motivo se llama MEDICINA REGENERATIVA.

 

Función de las células madre:

A nivel fisiológico son capaces de restaurar y regenerar los tejidos, de proveer de nuevas células adultas, por ejemplo, a causa de la pérdida de un tejido por medio de la apoptosis o de la necrosis.

En la revista Médica Clínica salió un artículo sobre la potencialidad y características de las células madre donde anuncian que “Los recientes avances en el área de la terapia celular y la medicina regenerativa describen las células madre mesenquimales (MSC) como potenciales activos biológicos debido a su capacidad de autorrenovación y diferenciación.”

El funcionamiento normal de los órganos, la exposición ambiental, los hábitos tóxicos, la alimentación basura y otros factores ambientales y epigenéticos envejecen los tejidos y los órganos. Este envejecimiento de los tejidos necesita ser reparado continuamente.

Rejuvenecimiento facial:

Se aplica SVF vía mesoterapia en la grasa subepidérmica para mejorar la consistencia de la misma, se puede añadir grasa del propio paciente , para así dar volumen y corregir imperfecciones y/o zonas marcadas.

Degeneración articular:

El dolor articular es una molestia frecuente en personas de distintas edades, producido por diferentes causas: El desgaste provocado por lesiones, estrés oxidativo, el paso del tiempo y otros factores, propician que determinadas partes del cuerpo, como los cartílagos, se degeneren y acaben produciendo dolor. Es un tratamiento recomendable también para deportistas que hayan sufrido algún tipo de lesión articular, siendo una técnica sencilla y poco invasiva, con buenos resultados a corto, medio y largo plazo. Totalmente segura. Además, el paciente puede volver inmediatamente a su rutina habitual.

Pérdida de masa capilar:

La calvicie producida por diversos motivos, genéticos, infecciones, disminución del riego sanguíneo… Tiene también tratamiento gracias a esta técnica novedosa en la medicina regenerativa, siempre y cuando el paciente no presente una calvicie completa. Se favorece la creación de nuevos folículos y las células existentes en la zona a tratar aportando todos los nutrientes necesarios para el desarrollo capilar.