¿QUÉ ES LA MEDICINA REGENERATIVA?

Se llama Medicina Regenerativa al conjunto de tratamientos, técnicas o terapias que emplean material biológico (células y tejidos) de la propia persona para aliviar, mejorar o curar ciertas enfermedades.

Se trata de emplear los propios mecanismos que emplean las células de nuestro cuerpo en aquellas zonas que puedan estar más dañadas, reparando o regenerando esos tejidos y rejuveneciéndolos para recuperar su funcionalidad.

Estos tratamientos se pueden realizar empleando tejidos tan diferentes como la sangre o la grasa de la persona, dos tejidos de fácil acceso y extracción. Ambos presentan diversos tipos de células, entre otras las conocidas como células madre, células endoteliales, células sanguíneas y otras células o factores presentes en los tejidos.

A diferencia de muchos tratamientos tradicionales, algunos de alto costo, con efectos secundarios, que no se dirigen a las causas sino a los síntomas, la medicina regenerativa ha tenido respuestas muy prometedoras.

 

¿En qué consisten estos tipos de tratamientos?

Son tratamientos que se basan en la reintroducción de determinadas células en los tejidos para intentar tratar un daño que se haya producido. Se buscan acciones de regeneración, reparación, protección o inmunomodulación.

Es importante mencionar que estos tratamientos siempre deben ser prescritos y realizados por profesionales sanitarios especializados en centros que estén autorizados para ello.

 

¿Porqué son tan especiales los tratamientos de Medicina Regenerativa?

Estos tratamientos son especiales porque lo que buscan es reforzar la propia acción del organismo y mejorarla para recuperar, regenerar y rejuvenecer los tejidos de forma natural, permitiendo retrasar o evitar el empleo de otros tratamientos más invasivos.

 

Ventajas únicas de estos tratamientos:

  • Fácil realización y mínimamente invasivos
  • Ausencia de riesgo por rechazo inmunológico, se emplean los tejidos de la propia persona.
  • Se emplean inmediatamente, en un mismo procedimiento.
  • Bajo riesgo de complicaciones y/o infecciones, ya que se realiza en instalaciones acondicionadas para ello.

 

¿Porqué realizarse este tipo de tratamientos con células de nuestro propio cuerpo?

De forma natural, nuestro organismo tiene una capacidad para reparar lesiones que va disminuyendo a medida que envejecemos y en función de la gravedad de la lesión. La cantidad y calidad de estas células que todos tenemos también va disminuyendo con el tiempo.

Los tratamientos de Medicina Regenerativa consisten en suministrar al paciente la mayor cantidad de células posible, aumentando así la capacidad del organismo de proteger, reemplazar o regenerar las células deterioradas o enfermas.

 

Ventajas de los tratamientos de Medicina Regenerativa:

  1. Empleamos las células y/o tejidos del propio organismo, por lo que no hay posibilidad de rechazo
  2. Se puede retrasar o evitar otros tratamientos más invasivos, sobretodo en enfermedades degenerativas articulares donde los tratamientos farmacológicos tradicionales han perdido efectividad.
  3. Mejoran la calidad de vida de las personas, permitiendo recuperar cierta funcionalidad que habían perdido.
  4. Pueden ralentizar la progresión de la degeneración articular
  5. El proceso se realiza de forma ambulatoria (sin hospitalización) y con anestesia local.